201306.21
0

Suspenso en seguridad en nuestras empresas

¿Estamos bien en seguridad de la información? Sólo el 45% del tejido empresarial posee una estrategia de riesgo y resolución de incidentes de la información.

Sólo un 6% de las entidades dispone de un sistema eficiente de seguridad. No obstante, y para más “inri” el 58% de las empresas españolas (entre las que estarán muchas de las antes mencionadas en el 45% y 6% de “dejados” que no cumplen con sus necesidades de seguridad no haría negocios con otra compañía que hubiera sufrido una brecha de datos,  y que no supervisa su eficacia en seguridad de la información.

Es la fiel imagen de la famosa frase “a dios rogando y con el mazo dando”, yo no cumplo, pero me gusta que los demás cumplan, es más si sé que incumplen, pues prefiero no tenerlos a mi lado.

Y ya no es que no cumplan con la renombrada Ley de Protección de Datos (LOPD, LPD) sino que les da lo mismo que se les vaya “al carajo” el sistema de información, y dejar sin servicio a sus clientes, y desatender las necesidades de sus empleados, y hacer regresar a sus proveedores por un fallo informático (o documental) que podría haber sido solventado previamente con una nimia inversión económica, estructural y formativa. Digo nimia en comparación con las cuantiosas pérdidas que pueden acarrear los “parones informáticos” hoy en día para cualesquier entidad  que opere en estos mercados tan competitivos.

Desde aquí, animamos a los empresarios diligentes, a que se pongan manos a la obra en mejorar y dotar de medios a los trabajadores de sus empresas para evitar sustos y errores que a corto, medio y largo plazo siempre suponen un daño de imagen y de economía. No sólo hay que cumplir con “un cinco” la Ley, sino que hay que tener confianza en nuestros sistemas de salvaguarda de activos.