201805.14
0

RGPD: una nueva ocasión para modernizar la empresa

La semana que viene entra en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos. Por ello, todas las organizaciones y empresas así como los empleados que traten con datos de clientes deberán realizar una serie de cambios para poder cumplir sin problemas este nuevo reglamento.

Hoy en día la atención se ha centrado en las empresas que están preparándose para poder cumplir el RGPD, pero para poder entender la situación global se necesita echar la vista atrás y comprender las oportunidades que este nuevo reglamento supondrán a largo plazo.

Las nuevas tecnologías permiten a las empresas desarrollar nuevos servicios

Como adelantábamos en el título, las tecnologías están permitiendo a los negocios desarrollar y contar con nuestros servicios que les permiten entender mejor a sus clientes.

Podemos afirmar que la experiencia de cliente es uno de los factores por los que más se lucha en el negocio. Con el RGPD, que entrará en vigor el próximo 25 de mayo, las empresas que sitúan al cliente en el centro de su negocio cumplirán con esta normativa y probablemente la emplearán para poner sus datos al servicio de los clientes de una forma que, hasta ahora, no había sido posible.

Los clientes tienen más conciencia sobre sus derechos de privacidad

Los clientes esperan que las empresas y organizaciones protejan sus datos privados y personales. Por eso, el nuevo RGPD dará solución a este problema. Además, tiene como objetivo conseguir que las empresas sean más responsables, exigiéndoles incluir y aumentar controles estrictos sobre los datos que se pueden usar, compartir o recopilar.

La mayor parte de las empresas emplean sistemas en la nube para poder almacenar las grandes cantidades de información respecto los datos.


En ocasiones, estos datos pueden generar silos. Incluso se dan casos de datos ocultos, cuando la información corporativa se almacena en correos electrónicos personales de los empleados o en aplicaciones de uso doméstico en vez de gestionarse de forma centralizada  y aprobada por el departamento de Tecnología de la Información.

Todo ello podría significar que los negocios no están siendo todo lo eficientes que podrían y dificultan la tarea de poder cumplir con el RGPD. Por eso, si todos los sistemas y los procesos se cambian a un entorno controlado, se podrá tener una visión única sobre la empresa desde cualquier lugar y dispositivo. Así, si el director de las tecnologías de la información (CIO) controla el proceso, el RGPD no supondrá ningún problema para la empresa.

El big data se convierte en smart data

Muchas empresas no cuentan con una estrategia sobre qué datos deben almacenar, la razón de por qué se necesitan esos datos y cómo se deben utilizar. El RGPD anima todas las empresas a desarrollar estrategias basadas en el Smart data para centrarse en relacionarse más con el cliente a través los métodos que éstos prefieran.

Con el Smart data las relaciones entre las empresas y los clientes serán más sólidas y leales.

Una de las ventajas del nuevo reglamento es que podrá ayudar a mejorar la situación entre cliente y empresa porque podrá permitir una integración entre las tecnologías de la información, las ventas, el marketing y la atención al cliente. Este cambio no sólo supone almacenar los datos de la manera correcta, sino que segura también que los clientes reciben una atención más personalizada y de calidad.

Las empresas podrán modernizar el negocio gracias al RGPD

El RGPD puede suponer una oportunidad para poder decantarse por nuevas plataformas que incorporen la innovación al negocio para, posteriormente, trasladarla a los clientes.

Las plataformas en la nube suponen una respuesta rápida a las expectativas del cliente, que han ido evolucionando a lo largo de los años.  Así se podrán conseguir mejores resultados. Por otro lado, el decantarse por las innovaciones mencionadas anteriormente puede hacer que la experiencia del cliente sea mucho mejor. Todo esto supone una oportunidad óptima para poder modernizar la compañía.

Podemos concluir que, si el CIO ve el RGPD únicamente como un cumplimiento normativo, cumplirá la norma y no le sancionarán. Pero si este responsable ve el reglamento como una oportunidad para poder poner al cliente en el centro del negocio, será la mejor ocasión para realizar cambios importantes.

Si todavía no sabes que acciones debes realizar para cumplir el RGPD, no dudes en contactar con nosotros.