201408.17
0

Protege tu smartphone, protege tu intimidad… y la de los demás

Hoy en día utilizamos lo mismo nuestro móvil que el ordenador: navegamos por internet, conectamos al correo electrónico, accedemos a cuentas bancarias, guardamos fotos y archivos en la nube. Tanto para uso particular como para uso profesional, tenemos la obligación de proteger los datos personales.

Tenemos muy asumido, o por lo menos los que nos dedicamos a esto de la protección de datos personales, que hay que ser cumplidores de la LOPD, al menos en nuestros negocios. Nuestros ordenadores, servidores y discos duros cumpliendo la Ley de Protección de Datos, pero en muchas ocasiones dejamos muy de lado nuestros ordenadores de bolsillo. Nuestros móviles que contienen casi la misma información privada que nuestros sistemas de información. Y no sólo hay que velar por los datos personales de los demás, que mucha de nuestra privacidad está condensada en los móviles dónde incluso escondemos datos de nuestro viajar por el mundo (datos personales de localización por GPS).

¿Qué podemos hacer? Medidas de seguridad mínimas para móviles.
  1. La contraseña de acceso al móvil es prioritaria. No sólo la tarjeta SIM debe estar protegida, el acceso a la sesión activa del sistema operativo debe validarse tras contraseña, código táctil, pin o reconocimiento facial. Todos los equipos lo pueden configurar, y si no acudimos al market, que existen opciones gratuitas.
  2. Hay que realizar copias de seguridad de los datos que contienen los móviles. Por seguridad personal de nuestros recuerdos y datos importantes, y por cumplimiento de la Ley de Protección de Datos (si usamos los móviles para trabajar). Una vez a la semana, eso dice el RD 1720/2007 que desarrolla la LOPD.
  3. Utilizar un antivirus. Algunos incluyen localizador de ubicación a través de Google Maps en caso de robo o pérdida. Matamos dos pájaros de un tiro: evitamos los virus y estamos relativamente tranquilos ante una posible pérdida.
  4. Mejor no almacenar datos importantes (cuentas bancarias, passwords, fotos comprometedoras, etc. Y si queremos hacerlo, mejor, protegemos el archivo con una clave. Mediante un compresor de archivos (zip) podemos conseguirlo de un modo sencillo.
  5. Antes de instalar una aplicación mejor nos leemos las condiciones de instalación y cuales son las opciones de privacidad que nos exigen. Nada es gratis realmente en market y el proveedor puede proponeros a cambio acceso a nuestros contactos, o publicar en nuestro nombre en facebook, o acceder a nuestra localización gps o 3G.

Todos los equipos se pueden configurar desde la rom con estas opciones de seguridad, y si no acudimos al market, que existen opciones gratuitas para conseguir estos objetivos de proteger los datos personales que operamos en nuestros móviles. No obstante, quizá la mejor medida es usar y tratar el smartphone con mucho sentido común y cautela, llevando el móvil en un lugar seguro y no dejándolo a la vista y menos olvidado en lugares públicos.