201507.01
0

Demanda contra el análisis del correo electrónico de Yahoo

El juez estadounidense, Lucy Koh, estableció que todos los ciudadanos de Estados Unidos que no son usuarios del correo electrónico de Yahoo, pero que han recibido o enviado mensajes al correo de un suscriptor de la compañía pueden demandar a la empresa, puesto que sus correos son analizados quebrantando las leyes federales de California sobre privacidad y protección de datos personales.

Por tanto, la demanda que alegaba contra las prácticas de análisis y escaneo del correo electrónico de Yahoo puede convertirse en una demanda colectiva, por usar este tipo de información con fines publicitarios sin consentimiento alguno.

En concreto, los demandantes denuncian que Yahoo analiza todos los mensajes enviados y recibidos, extrayendo de ellos las palabras clave, los enlaces y analizando también los archivos adjuntos, en violación de la Ley Federal de Comunicación (SCA), y la Ley de Privacidad de California (CIPA).

La Ley Federal de Comunicación, hace referencia a la ilegalidad de divulgar contenido de una comunicación durante el almacenamiento electrónico de ese servicio sin el permiso explícito del mismo. La Ley de Privacidad prohíbe las escuchas telefónicas sin consentimiento, incluyendo los intentos de conocer el contenido o significado de cualquier mensaje o informe mientras el mismo se encuentra en tránsito.

Es cierto que en la sección de preguntas frecuentes, Yahoo esclarece que posee un sistema automatizado que analiza  todos los mensajes entrantes y salientes que detecta, no sólo para el uso de anuncios (fuente principal de ingresos de la compañía), sino con el objetivo de detectar virus y malware. Por contra, los demandantes responden que Yahoo no ofrece ningún tipo de método para declinar este análisis y proteger la privacidad y los datos personales.

Los demandantes buscan detener el análisis de mensajes por parte de Yahoo a los cibernautas que no tienen una cuenta de correo electrónico de Yahoo, y de los que no poseen su consentimiento para realizar el escaneo, basándose en desagravio por mandato judicial.